fin!

parent 70b2b58b
......@@ -1664,6 +1664,23 @@ de medición y proyección climatológica, es decir el aparato de
estaciones meteorológicas, satélites, sensores, registros digitales y
simulaciones por computadora masivas que se originaron, como la
Internet, durante la planificación estadounidense de la Guerra Fría
sobre el que descansa nuestro entendimiento del calentamiento global.
Esta infraestructura genera información tan vasta en cantidad y en
diversidad de plataformas, calidades y formas que solo puede ser
comprendida a través del análisis computacional. El conocimiento sobre
el cambio climático depende de modelos computacionales: simulaciones
sobre el clima, modelos de re-análisis, que recrean la historia
climática a partir de datos históricos y los modelos de datos que
combinan y ajustan mediciones de distintas fuentes. Al revelar la
contingencia de las condiciones para la supervivencia de las especies y
la posibilidad de su cambio antropogénico estas "infraestructuras de
conocimiento" sobre gente, artefactos e instituciones [@edwards-2010]
que no solo miden el clima sino que también monitorean la acidificación
de los oceános, la deforestación, pérdida de especies o la
disponibilidad de agua, también se revela el punto ciego de la catalaxia
de Hayek, donde las bases mismas de la existencia humana figuran como un
"externalidad" arbitraria. El así llamado "capital verde" intenta
subordinar
‘externality’. So-called ‘green capital’ attempts to subordinate such
bio-data to price signals. It is easy to point to the fallacy of pricing
......@@ -1681,7 +1698,28 @@ escape inequality and immiseration will succeed, yet labour metrics
themselves need to be rethought as part of a broader calculation of the
energy expenditures compatible with collective survival.
Conclusion: For K-ommunism? Marx (1964), in his famous, or notorious,
tales bio-datos a las señales de precios. Resulta fácil señalar la
falacia en ponerle precio a eventos no-lineales y catastróficos. ¿Cuál
es el precio apropiado para el último tigre o el nivel de emisiones de
carbono que dispara la liberación incontrolable de metano? Pero los
bio-datos y las bio-simulaciones tienen que estar incluidas en cualquier
noción de planificación colectiva comunista. Mientras este proyecto
apunte a un reino de la libertad que escape de la necesidad del trabajo,
los bienes comunes que cree deberán serlo con energías más limpias y el
conocimiento libre que circule debe priorizar la regulación metabólica.
Los problemas de la remuneración apropiada por el tiempo de trabajo
deben integrarse a los cálculos ecológicos. Ninguna bio-salida que no
reconozca las aspiraciones de millones de proletarias planetarias de
escapar la desigualdad y la miseria tendrá éxito. Pero también las
mediciones laborales mismas deben ser repensadas como parte de un
cálculo más amplio de uso de energía compatible con la supervivencia
colectiva.
Conclusion: For K-ommunism?
# Conclusión: ¿Por el K-omunismo?
Marx (1964), in his famous, or notorious,
comparison of the ‘worst of architects’ and the ‘best of bees’, saw the
former distinguished by an ability to ‘erect in imagination’ the
structure he will create. Today, with our improved knowledge of bee
......@@ -1698,6 +1736,27 @@ cybernetic communism, itself one of these options, would, we have seen,
involve some of the following elements: use of the most advanced
super-computing to algorithmically calculate labour time and resource
requirements, at global, regional and local levels, of multiple possible
En la famosa, o notoria, comparación entre "el peor de los arquitectos"
y "la mejor de las abejas", Marx [-@marx-1964] veía al primero
distinguirse por su habilidad por "erigir en la imaginación" la
estructura a crear. Hoy en día, con nuestro conocimiento sobre las
comunidades de abejas, esta distinción hiede a antropocentrismo. Aun
entre abejas, castores y otros primates, la especie humana manifiestan
una capacidad de planificación hipertrófica. La experiencia soviética
de la que las cibernéticas caracterizadas en Abundancia roja formaban
parte fue solo una instanciación estrecha, históricamente específica y
trágica de esta capacidad, cuyo autoritarismo ocluye el punto más
crucial del concepto marxista de planificación. Es decir, su propósito
es ser un medio de elección comunal con una variedad de trayectorias
entre las cuales podría seguir el devenir colectivo en tanto especie
humana [@dyer-witheford-2004]. Un nuevo comunismo cibernético, en sí
una de estas opciones, involucraría algunos de los elementos siguientes:
el uso de las super-computadoras más avanzadas para calcular
algorítmicamente el tiempo de trabajo y los recursos necesarios en
niveles globales, regionales y locales de entre múltiples caminos
posibles de desarrollo humano; la selección de entre estos caminos
paths of human development; selection from these paths by layered
democratic discussion conducted across assemblies that include
socialized digital networks and swarms of software agents; light-speed
......@@ -1712,6 +1771,22 @@ interchange with the planetary environment. This would indeed be a
communism heir to Lenin’s ‘soviets plus electricity’, with its roots in
red futurism, constructivism, tektology and cybernetics, together with
the left-science fiction imaginaries of authors such as Iain M. Banks,
por una discusión democrática en capas, conducida a través de asambleas
que incluyan redes digitales socializadas y enjambres de agentes de
software; actualización a velocidad de la luz y revisión constante de
los planes seleccionados por flujos de _big data_ tomados de la
producción y el consumo; el pasaje de cada vez más bienes y servicios
al reino de lo libre o la producción directa de valores de uso una vez
que la automatización y los comunes _copyleft_ de pares se establezca;
la información del proceso completo por parámetros establecidos a través
de simulaciones, sensores y sistemas satelitales que midan y monitoreen
el intercambio metabólico de la especie con el ambiente planetario. Este
sería un comunismo heredero de los "soviets más electricidad" de Lenin,
con raíces en el futurismo rojo, el constructivismo, la tectología y la
cibernética, unidas a los imaginarios de ciencia ficción de izquierda de
autores como Iain M. Banks,
Ken McLeod and Chris Moriarty. It would be a social matrix encouraging
increasingly sophisticated forms of artificial intelligence as allies of
human emancipation. For those who fear the march of the machine it holds
......@@ -1734,6 +1809,29 @@ in a context of massive mid-twenty-first century crisis, assembling
itself from a hundred years of non-linear computerized communist history
to create the platforms of a future red plenty.
Ken McLeod y Chris Moriarty. Sería una matriz social llevando a cada
vez más sofisticadas formas de inteligencia artificial a convertirse en
aliadas de la emancipación humana. Para aquellas que temen la marcha de
las máquinas hay este consuelo: cualquier singularidad que emerja de
estas redes no será la de entidades programadas para la expansión
ilimitada del lucro y la defensa militar de la propiedad, sino para el
bienestar humano y la protección ecológica. Un comunismo tal está en
consonancia con una política aceleracionista de izquierda que, en lugar
de anarco-primitivismos, localismos defensivos y nostalgia fordista,
"puja hacia un futuro más moderno, una modernidad alternativa que el
neoliberalismo es inherentemente incapaz de generar"
[@williams-srnicek-2013]. Si necesita un nombre, puede tomarse el
prefijo K- con el que algunas designan las empresas kibernéticas y
llamárselo "komunismo". El espacio de posibilidad para tal comunismo
existe ahora entre las líneas convergentes del colapso de la
civilización y la consolidación capitalista. En este pasadizo
estrechándose no surgirá de ninguna lógica teleológica sino pieza por
pieza a través de innumerables conflictos y rupturas sociales, como un
modo de producción post-capitalista emergiendo en el contexto de la
crisis masiva del siglo XXI, ensamblándose a sí mismo desde un
centenario de historia comunista de computación no-lineal, para crear
las plataformas de una futura abundancia roja.
References Albert, M. (2003) Parecon: Life After Capitalism. New York:
Verso. Albert, M. & Hahnel, R. (1991) Looking Forward: Participatory
Economics for the Twenty First Century. Boston: South End Press.
......
Markdown is supported
0% or
You are about to add 0 people to the discussion. Proceed with caution.
Finish editing this message first!
Please register or to comment